Advertencias

Los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustituto de una dieta equilibrada y sana.
• No superar la dosis diaria recomendada.
• No uses los productos si tienes tensión alta, cualquier dolencia cardíaca o coronaria, durante la gravidez e/o, problemas renales o dificultades urinarias, diabetes, si tomas medicamentos o inhibidores de MAO. Si tienes dudas siempre consulta el médico. No mezcles con otros productos estimulantes.
• Estos preparados herbarios no han sido formulados para diagnosticar, tratar o curar ninguna enfermedad.
• Las preparaciones son a base de hierbas. Un suplemento dietético no substituye una nutrición variada.
• Lea las instrucciones de usos, si no las entiende lea en la web.
• Los productos deben preservarse de la luz y temperaturas excesivamente bajas.
• Encaso de crema loción o cosmético, le produzca irritación o reacción alérgica, deje de aplicarlo, aclare con abundante agua y acuda a su médico o dermatólogo.
• En caso de sobredosis o ingestión accidental, consultar al servicio de información Toxicológica. 91 562 04 20
. Lea detenidamente la información y el etiquetado del producto antes de utilizarlo” ormación y el etique
“Estos productos no son medicamentos y no pretenden diagnosticar, prevenir, tratar o curar ninguna enfermedad o dolencia. La información publicada en esta web tiene únicamente una finalidad informativa y no sustituye el consejo de un médico. Estos productos no han sido evaluados por el Food and Drug Administration. Si padece alguna enfermedad o dolencia consulte con su médico antes de utilizar cualquier producto. Los resultados individuales pueden variar según la persona. Lea detenidamente la información y el etiquetado del producto antes de utilizarlo”
Cuidado con los niños…
• Mantenga todos los complementos y cosmética fuera del alcance de los niños. Preferiblemente, guárdelos bajo llave, cualquier precaución es poca contra la curiosidad de los más pequeños. No tome medicamentos delante de ellos ni les diga que saben a caramelo, despertará aún más su interés por ellos.
• También hay que guardar fuera del alcance de los niños los suplementos de vitaminas y minerales, caramelos para la garganta…
• Tenga siempre a mano, especialmente si vive con niños pequeños, el teléfono de urgencias toxicológicas. Y no espere a necesitar ese número para buscarlo y apuntarlo en la lista de teléfonos para emergencias.
• La mayoría de las intoxicaciones infantiles (el 30%) son causadas por la ingesta accidental de medicamentos.
Dónde y cómo guardarlos
• Almacene los complementos alimenticios vitamínicos y suministros médicos en un lugar limpio, seco y fresco, protegido de la luz y al abrigo de ratas o cucarachas. Algunos medicamentos, como los jarabes, deben guardarse en la nevera. Mantenga los medicamentos en su envase original.
• No los guarde en el baño o en la cocina, ya que los cambios frecuentes de humedad o temperatura de estos lugares pueden anular, degradar o disminuir la potencia de las medicinas.
• Lea atentamente los prospectos. Si la temperatura a la que debe conservarse el medicamento es inferior a la ambiental se utiliza el símbolo Q y las condiciones de conservación se recogen en el prospecto, mediante leyendas como “conservar en el frigorífico dentro de su propia caja” o “no congelar”.
• Conserve siempre los medicamentos y el material sanitario en sus envases originales y con sus prospectos. De esta forma podrá seguir siempre las instrucciones de manera correcta y dispondrá de datos que permitan identificar el producto en caso de que ocurra una reacción no deseada, como una alergia o intoxicación.
• Si viaja y debe llevar consigo medicamentos, tenga cuidado con los cambios de temperatura que éstos pueden sufrir y trate de guardarlos en el bolso de mano.
• Para asegurar una correcta conservación de los preparados, debemos elegir el lugar más adecuado para guardarlos, y no hacerlo al azar.
¿Qué conservación requieren?
• La conservación adecuada es fundamental para que puedan mantener su principal activo de la forma esperada. Por tanto, no pueden guardarse en cualquier sitio, sino que debe procurarse mantenerlos en lugares secos y frescos. No es aconsejable, por ejemplo, guardarlos en el baño o en la cocina, donde seguramente deberán soportar mayor humedad y cambios de temperatura; tampoco en lugares que estén al alcance de los niños ni bajo cualquier foco directo de luz o calor.
• Generalmente, los preparados pueden ser mantenidos a temperatura ambiente, salvo aquellos que requieran condiciones especiales de conservación. Si la temperatura a la que deben mantenerse los preparados es inferior a la ambiental, ya se advierte en el envase que deben guardarse en nevera, y también en el prospecto se especifican claramente las condiciones particulares de conservación. Por eso, para evitar confusiones, es útil guardar siempre el preparado en su propio envase.

error: ¡¡Contenido protegido de copia!! disculpe las molestias

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar